Nosotras, nuestra casa

Pintar es nuestra manera de resistir

Antro, Ámbar, Paprik, Rula, Nasty,  Mela, Lochi, Lieke, Fer, y Danas; somos diez mujeres, brujas, poderosas, artistas.

El año 2020 lo empezamos llenas de expectativas, nuevas ideas y proyectos, también con el corazón ardiendo en la mano, en pie de lucha por todas las protestas que sucedían alrededor del mundo por distintas injusticias sociales, pero con la misma raíz de desigualdad y corrupción de nuestros gobiernos. Estábamos dispuestas a devorarnos el mundo.

No nos imaginábamos que en marzo se declararía una pandemia y comenzaría una rara época de aislamiento, prohibiciones, saturación de información, teorías conspirativas, miles de muertes y una inercia pasmosa en la acción. Estuvimos algo calladas en nuestras redes, algunos días quietas, asimilando y sintiendo todo lo que había que sentir en la nueva situación mundial: miedo, angustia, tristeza, ira, dolor, ganas de no hacer nada, ganas de solo tumbarnos en la cama, sin levantarnos, mientras éramos impotentes ante las injusticias que se recrudecían en medio de la pandemia.

Pero las Pirañas no somos tan fáciles de frenar. Rapidamente y en medio de encuentros virtuales desde Colombia, Estados Unidos, Panamá y Holanda, comenzamos a replantear nuestros proyectos, y también a acompañarnos a la distancia, para desahogarnos, para sentirnos más fuertes, para darnos el derecho de llorar con las amigas, aunque esta vez el abrazo tibiecito no se sintiera igual. 

Una vez cada una resolvió su situación de aislamiento y pudimos estar seguras en casa, cerca de nuestros allegados, con nuestras nuevas rutinas virtuales un poco más claras, y depurando con más entereza lo caótico del mundo, nos embarcamos en un hermoso proyecto que titulamos Nosotras, nuestra casa.

Era una idea simple para acompañarnos. Pero esta simplicidad, en realidad, era todo un ejercicio para sentirnos cerca, para seguir. Cada una de nosotras pintó un mural en su hogar mientras las otras eran espectadoras en las redes junto a otrxs curiosxs que querían ver todo lo que pasaba en la intimidad de cada una. Pero como la incertidumbre es la reina de nuestras vidas, y nos lo ha ido demostrando con más fuerza los últimos meses,  en Colombia comenzó una racha brutal de violencia contra las mujeres cis y trans y nos declaramos en Emergencia Nacional Humanitaria por feminicidios y trans-feminicidios, mientras que en Estados Unidos, la policía arremetía contra las personas racializadas, mostrando un racismo estructural de muchos años.

Nos volvimos a sentir agobiadas, sin ánimos, rotas, ¿qué más podemos hacer? ¿cómo cambiamos este mundo tan cruel? y llegó el llamado de la Luna: ¡Pintar es nuestra manera de resistir! Y la buena noticia fue que no nos dejamos callar, aprovechamos esta oportunidad de Nosotras, nuestra casa para darle voz a estas situaciones, porque nuestro arte es amoroso, es donde nos imaginamos otros mundos necesarios y urgentes. Nuestro oficio, de constante creación, es una herramienta para posibilitar dichos mundos. 

De esta iniciativa resultaron 10 obras hermosas que representan esa resistencia individual, a la distancia que cada una emprendió al enfrentarse al muro y sus sentires, en medio de un mundo que nos quiere arrebatar las ganas, pero también es una resistencia colectiva porque nunca hemos dejado de estar juntas, porque unidas somos #FierasPeligrosas

También grabamos un podcast, Nuestra Podcast. Queríamos que fuera una conversación íntima, natural, como somos nosotras, siempre riéndonos, aunque esta vez fuese a la distancia. Una conversación virtual desde Holanda, Estados Unidos, Panamá y Colombia, pero sintiéndonos cerca.

Nuestro consejo es entonces que vayan a escucharnos, que estén con audifonos  y alguito para hidratarse en la mano, como un vino o una cervecita, para que hagan parte de esta magia Pirañistica en Youtube, Spotify, Soundcloud y Anchor.

Y con esto damos por cerrado este ciclo,  pero seguimos, porque pintar es resistir y queremos encontrar nuevas formas de estar juntas a la distancia y así poder esperar un poco más para  podernos volvernos a ver, para  parchar, para bailar, pintar, reír, abrazar, con la plena convicción de que el mundo que estamos viviendo hoy, no lo es todo, porque somos mujeres semilla, y algo nuevo está brotando de nosotras.

Con el apoyo del Teatro al Aire Libre de Pedregal y Comfenalco Antioquia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s